• RADIO “ADESALAMBRAR”

  • CONTRA SOA

  • Ojos para la Paz

    Ojos para la Paz

Presencias militares nacionales y extranjeras quieren sembrar terror en Honduras

Tegucigalpa.

Uno de los análisis que en los últimos tiempos se han estado haciendo a nivel nacional y que se ha situado como el punto rojo, es la “militarización y remilitarización en Honduras”. A consideración de la defensora de derechos humanos, Bertha Oliva, el libre manejo de fuerzas militares extranjeras en nuestro país que le ha dado el régimen actual, liderado por Porfirio Lobo Sosa,  es gravísimo, porque aún no se ha fortalecido los espacios o las instituciones del Estado.

Y si estuvieron fortalecidos, no se necesitaría presencia de fuerzas militares en Honduras y decimos esto para que el pueblo nos ayude a comprender dónde radica y porque es nuestra preocupación, explicó Oliva, coordinadora general del Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos de Honduras, COFADEH.

La presencia de fuerzas militares extranjeras en Honduras, como el Departamento Estadounidense Antidrogas, DEA, es más que eminente.

Esta presencia la marca los asesinatos en La Mosquitia, cuando desde aeronaves se abrió fuego contra pobladores y pobladoras civiles, mujeres próximas a dar a luz, a esas personas fue lo que eliminó la DEA en Honduras, el pasado 11 de mayo, aseguró Oliva.

No se ha dado un resultado que se ha combatido y detenido a lo que ellos dicen combatir, por lo que una delegación del COFADEH se trasladó hasta la zona, acompañada de representantes internacionales de derechos humanos para tener de base la verdad, sin manipulación de hechos.

La presencia del Buró Federal de Inteligencia, FBI, (por sus siglas en inglés) es un hecho en Honduras, continuó la defensora, y además está refortalecida con varios millones de dólares la base militar “José Enrique Soto Cano” en Palmerola, por lo que no es cierto que se vayan.

Oliva dijo que también podemos hablar de la presencia de la Departamento de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos, ATF, (por sus siglas en inglés), esta es una agencia federal de seguridad de los Estados Unidos, y la misma que trastocó los resultados que pudo haber encaminado a notar la responsabilidad de la tragedia de los quemados en la granja penal de Comayagua, el pasado 14 de febrero, donde perecieron más de 360 reclusos.

Manifestó además que hay fuerzas militares colombianas, con las que el gobierno hondureño, firmó convenios en el 2010.

Está la fuerza de los Grupos de Acción Unificada por la Libertad Personal (GAULA), que es un grupo especial de entrenamiento militar y rescate de secuestrados. Ese es un grupo especial de gente preparada, que no ha podido hacer que en su país se respete los derechos humanos y cómo es que en nombre de combatir aquí las violaciones a los derechos humanos, tienen presencia, de eso nos tiene que dar explicaciones, enfatizó la defensora.

Hay otras fuerzas paramilitares diversas a nivel nacional, sumado a eso podemos hablar entonces de las fuerzas convencionales como las que se han dado y generando, la Xatruch I y II en el Aguán, la “Operación Relámpago” a nivel nacional, “Más allá del Horizonte” con marines estadounidenses.

Oliva dijo que “cuando uno hace esa lectura y sabiendo que en el pasado lo que dejó de saldo, las presencias militares, fue dolor y luto, no es necesario que pase, 10, 20 ó 30 años para darnos cuenta que no necesitamos estas presencias, porque solo están y van a sembrar el terror.

“Estas actividades las hacen en nombre del combate al narcotráfico, es una justificación para intervenir el país; y con esto, es lógico que jamás vayamos a tener en el futuro cercano un Estado fortalecido con los derechos civiles y políticos respetados de los y las ciudadanas”.

Con esta remilitarización en la región, la coordinadora del CODAFEH, dijo que “los que sobrevivimos a la época de los ochentas, y vemos lo que sucede ahora, nos trasladamos a esa realidad con la diferencia que hoy es más grotesco, porque hay más impunidad y ahora comprendemos porque han querido borrar la memoria al pueblo hondureño”.

Entendemos a cabalidad, porqué los ataques a la memoria histórica del país. Es necesario entonces que conozcamos lo del pasado y lo ubiquemos ahora y vamos a ver que sí seguimos hablando de presencia de más fuerzas militares extranjeras en Honduras, como que aquí mucha gente anda de seguridad y guarda espaldas a expertos israelitas.

Esas son fuerzas militares tan perecidas, pero en algunos casos me imagino que lo que han cambiado son los nombres, o sea que son otras personas, pero la forma de operar, es peor que los ochentas, porque es más sanguinaria, además está más tecnificada y eso cuesta aún más para poder identificar, codificar y poder decir que de esto se trata, quienes son, manifestó.

Respuesta de la Comunidad Internacional

Ante la presencia y resultados de fuerzas militares extranjeras en Honduras, la comunidad internacional tiene nuevamente serias preocupaciones por lo que estamos viviendo en nuestro país, Oliva, conocida a nivel internacional por su defensa en materia de derechos humanos.

Esta preocupación la han dado a conocer públicamente al Estado de Honduras, mediante manifestaciones en las que una vez más que el tema de derechos humanos debe ser central y no ser un aspecto meramente, un discurso o comercial, como lo expresó en una conferencia los embajadores que representan a los estados miembros de la Unión Europea, UE.

“Ellos fueron muy claros al manifestar su preocupación por el debilitamiento a los derechos humanos en nuestro país y si esto no llama la atención de los tomadores de decisión tanto externo como interno en nuestro país, no tenemos un oriente”, declaró la Premio Tulipán a los Derechos Humanos, 2010, otorgado por el Gobierno de Holanda.

Cuando uno mira las comunicaciones públicas que han manifestado órganos como Amnistía internacional, haciendo llamamientos claros por lo que está sucediendo en contra de los y las defensoras de derechos humanos, comunicadores sociales y periodistas, y si eso no genera la preocupación a nivel interno, estamos realmente en un caos.

Oliva agregó que la comunidad internacional está haciendo un monitoreo y está expresando su preocupación, es claro que la situación se centra en Honduras y en algunos sectores más focalizados como en el Bajo Aguán. Pero la comunidad internacional está viendo que este es un problema regional que está afectado a Centro América y México.

Por su parte, la Asociación Costarricense de Derechos Humanos, ACODEHU, manifestó que existe una escalada de terror en contra del pueblo y es que desde afuera se interpreta mejor las cosas, explicó Bertha Oliva.

Por eso es que hablamos con tanta propiedad en el sentido que la persecución no ha cesado, el hostigamiento no ha parado, las amenazas a muerte continúan, las muertes están a la orden del día, las torturas igual, por eso se debe encaminar este país para otros mejores destinos, no a donde nos están llevando.

Desde el Estado se han hecho esfuerzos mínimos encaminados más a justificar que hay una preocupación, que a combatir este fenómeno que nos está poniendo a todos en estado de alerta y que podemos sufrir una crisis colectiva emocional.

Enfatizó que sólo en seres humanos que no tiene ningún sentimiento, ni sensibilidad por la vida es que no les puede afectar el diario vivir de Honduras.

“Pero nosotros no nos vamos a deshumanizar, vamos a seguir trabajando con dedicación, con empeño, sin odios, sin rencores, colocando la dimensión del problema para que haya la necesidad de intervenir si fuera necesario este país, pero no con marines y no sólo una nación, sino una ayuda democrática, en materia de derechos humanos que nos lleve a colocar a los responsables de estos hechos a donde deben estar a apagar sus penas, pero nunca asesinarlos, nunca a quemarlos, nunca a bombardearlos”.

A los defensores y defensoras de derechos humanos, no nos queda otro camino que continuar haciendo las denuncias de estos hechos desde el momento que se quiera callar o tergiversar.

Desde el momento que uno decide hacer este trabajo no es para recaudar fondos, no es para ser postulado a una candidatura presidencial, sino para acompañar a los que sufren, que al final sufrimos todos, debemos hacer, denunciar, investigar, documentar y sobretodo no dejar de ser sensibles, concluyó Bertha Oliva, Coordinadora del COFADEH.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: