• CONTRA SOA

  • ULTIMO BOLETIN

  • SITIO NO BASES

  • Ojos para la Paz

    Ojos para la Paz

Honduras: Organizaciones internacionales piden al Estado que respete y escuche demandas campesinas

Edición / EL LIBERTADOR
http://www.defensoresenlinea.com/cms/images/stories/campesinos_danli.jpgHonduras.Ante los casos de violencia, muertes y violaciones de derechos humanos que no cesan en el Bajo Aguán (Colón, Honduras), 14 organizaciones de varios países se pronunciaron apelando al Estado y a las autoridades internacionales para que actúen con seriedad ante las necesidades y demandas de los campesinos y campesinas de la región.En el documento divulgado el último viernes (31), las organizaciones expresaron su preocupación por la intensa represión, violencia y criminalización de las acciones de las organizaciones campesinas del Bajo Aguán, y recuerdan las más recientes embestidas violentas contra estos hombres y mujeres que luchan por un pedazo de tierra para vivir y trabajar.El 21 de agosto, cientos de campesinos/as se reunieron frente a la Corte Suprema de Justicia (CSJ) para exigir pacíficamente una reunión con el presidente de este poder, para demandar que juzgue con imparcialidad casos referentes a tres propiedades que están bajo la posesión del Movimiento Auténtico Reivindicador del Aguán (Marca) y decrete el fin de la criminalización de la lucha campesina.

La reivindicación pacífica fue terminada por la policía mediante el uso de la fuerza. El accionar violento dejó a tres heridos hospitalizados, entre ellos una menor de 16 años. También tres personas fueron detenidas. Entre ellas había dos mujeres, el presidente de la Asociación Nacional de Campesinos de Honduras (Anach), el abogado y encargado del Marca y el secretario General del Movimiento Unificado Campesino del Aguán (Muca).

Al día siguiente, el puesto policial de Planes, en Sonaguera (Colón) fue invadido porcientos de campesinos/as del Bajo Aguán que exigían la liberación de los detenidos que allí se encontraban y reclamaron por la represión del día anterior. La respuesta fue más violencia y uso abundante de la fuerza, inclusive contra una persona de 77 años, que tuvo que ser llevada al hospital junto con otros manifestantes. Ese día, otros 19 fueron detenidos. El día 23, 25 fueron liberados, pero están en libertad condicional.

El 27 de agosto, José Braulio Díaz López, secretario de la Empresa Asociativa Campesina de Producción El Tranvío, miembro del Muca, fue muerto por desconocidos que dispararon varios tiros en su contra, dejándolo sin posibilidades de reacción.

“Los últimos actos de represión y criminalización demuestran que las autoridades de Honduras aún mantienen la misma postura parcializada contra las comunidades campesinas envueltas en un conflicto agrario para el que no se encuentra solución integral, justa, pacífica y sostenible. Persiste la violencia y violación a los derechos humanos y la impunidad por el desinterés de las autoridades correspondientes de investigar y castigar a los culpables de los atentados y asesinatos contra miembros de las agrupaciones campesinas en la zona”, se señala en el comunicado internacional.

Hasta el momento, 53 personas vinculadas o afiliadas a organizaciones campesinas del Bajo Aguán y otro periodista y su compañera, fueron asesinadas desde septiembre de 2009, fecha que marca la intensificación del conflicto agrario en la región. Además de estos casos, un campesino continúa desaparecido desde el 15 de mayo de 2011. De acuerdo con informaciones de la fiscalía Especial de Derechos Humanos, en ninguno de los casos existen investigaciones serias en proceso para develar y castigar los delitos.

Ante esta realidad, las 14 organizaciones que firman el comunicado apelan al estado hondureño para que investigue en forma seria todos los delitos y violaciones de derechos humanos cometido en el Bajo Aguán, así como para que termine con la represión y adopte medidas efectivas y urgentes para proteger a las personas que están en riesgo. El estado debe también abolir las desocupaciones forzadas y buscar soluciones integrales, pacíficas y sustentables a las demandas campesinas.

En este contexto, la comunidad internacional también tiene un papel fundamental, pues puede ayudar haciendo que la cooperación internacional bilateral y multilateral ofrecida al estado hondureño y a las compañías privadas no contribuya a las violaciones de DH, y suspenda la cooperación internacional que genera militarización y agrava la situación de derechos humanos, en especial en el caso de la asistencia militar de Estados Unidos.

Las 14 organizaciones internacionales aseguran que van a continuar monitoreando con atención la situación en el Bajo Aguán teniendo en consideración el hecho de que este conflicto agrario es el más grave por el grado de violencia utilizado contra campesinos/as en América Central en los últimos 15 años.

También se mata a las personas negándoles el derecho al agua y alimentación

Danlí, El Paraíso.

Representantes de grupos campesinos del departamento de El Paraíso, participaron en un taller de Derecho al Agua y Alimentación, en el que evidenciaron los serios problemas que tienen por el acceso al vital líquido y a la variación de la agricultura.

En el marco del proyecto “Ejercicio pleno del Derecho y reducción de la pobreza de poblaciones indígenas y campesinas”, en la zona oriental hondureña, impulsado por el Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras, COFADEH, con el apoyo del Instituto de Estudios Políticos para América Latina y África, IEPALA, los y las campesinas han denunciado irregularidades en el uso de los recursos naturales.

Hay mucho interés por aprender sobre el derecho a la tierra, pues se vive un momento en que, empresas asociativas campesinas organizadas, están en procesos de recuperación de parcelas que particulares se las han apropiado, o que han estado abandonadas, habiendo la necesidad de sembrar. Al menos 300 mil familias en Honduras, no tienen acceso a la tierra.

Los y las pobladoras, consideran que no sólo se mata a las personas con armas, sino también negándoles las oportunidades de desarrollo y por supuesto el acceso a la tierra y por ende al agua y a la alimentación.

Los habitantes de Morocelí, denunciaron que allí está en venta el río Choluteca, pues a inicio del mes de agosto, la municipalidad aprobó la construcción de la represa “Los Micos”, que será ejecutada por la compañía azucarera Tres Valles.

Por ese motivo se han hecho manifestaciones públicas pasivas, frente al edificio municipal, pero no se les ha informado acerca del trámite, que se realiza sin el consentimiento del pueblo, manifestó  Wesley Torres, miembro de la comisión pro defensa del Rio Choluteca.

Con la construcción de esta represa, se verá afectados algunos municipios como, Morocelí, Yuscarán, Oropolí, San Lucas, San Antonio de Flores, hasta su desembocadura en el departamento de Choluteca, al sur de Honduras, explicaron los participantes, mientras señalaban un mapa que ellos mismos dibujaron.

Allí hay un caudal permanente, que sirve como fuente de riego y para el ganado, asimismo es la fuente de alimentación para unas 200 familias entre  pescadores artesanales y areneros. Esto tendrá un impacto que dañará los recursos hídricos, la vegetación y la vida silvestre, además que la población estará propensa a inundaciones, y no tendrán zonas turísticas donde las familias se junten a recrearse.

Otro problema que se presenta, es que en los municipios de Danlí, Trojes y Jacaleapa, hay un descontrolado uso del bosque, sobre todo por la falta de supervisión de parte de las autoridades para aplicar las leyes, esto permite que empresas e individuos exploten y contaminen los recursos naturales.

Dentro de todo, se muestra que existe agua, tierras y hay bosque, pero no están siendo manejados correctamente, pues el gran negocio que se está generando es la privatización que beneficia a algunas empresas que comercializan el agua; y las leyes favorecen estos negocios, y no a la población.

“El problema de la tenencia de tierra, al igual que en otras zonas del país, es que las parcelas se concentran en las mismas familias favorecidas con el Decreto 170  de la Reforma Agraria (La Reforma Agraria es un proceso integral y un instrumento de transformación de la estructura agraria del país destinado a sustituir el latifundio y el minifundio por un sistema de propiedad, tenencia y explotación de la tierra que garantice la justicia social en el campo y aumente la producción y productividad del sector agropecuario), eso les permitió tener esa tierra, sólo haciendo empresas más pequeñas, hicieron 5 empresas para dividir y conseguir privatizar, explicó el grupo.

Sin embargo ese mismo artículo establece que “La Reforma Agraria se ejecutará de manera que asegure la eficaz participación del campesino en condiciones de igualdad con los demás sectores de la población”.

Agregaron que “con el  Decreto 31-92, Callejas vino a perpetuar esta situación”. (“Ley para la Modernización y Desarrollo del Sector Agrícola (LMDSA)”.
Fue emitida el 5 de marzo de 1992, en el gobierno del presidente Rafael Leonardo Callejas, ésta Ley es un instrumento sectorial del ajuste estructural de la economía hondureña, puesto en marcha en el año de 1990).

Es por ello que los participantes del taller, aseguran que las pocas veces que la ley les beneficia no se cumple, por lo que “estamos ante una constitución fallida y las herramientas legales están en manos enemigas”.

Los y las campesinas, consideran que la organización es lo más importante, “debemos organizarnos para defender las fuentes de vida y la fuente más importante, la que inicia la vida, es el agua”.

No tenemos dinero, ni armas, ni poder institucional, nuestro poder como pueblo viene de ser muchas personas, de no estar solos nunca.

“También tenemos dirigentes vendidos y corruptos que, aunque vienen de los sectores populares, cuando llegan al poder se olvidan del pueblo”.

En cuanto al Derecho a la Alimentación, manifestaron que no tienen acceso a tierras, ni asistencia técnica; tampoco justicia social y una total ausencia de desarrollo integral del campo, por lo que se le puede llamar “inseguridad alimentaria”, producto de la corrupción, falta de asistencia jurídica confiable por parte del gobierno y politización (gobierno favorece a los terratenientes).

En el oriente del país, en su mayoría sólo se planta maíz y frijol, por lo que se necesita de otros miembros, para variar las cosechas según  la temporada, manifestaron integrantes de empresas campesinas.

Según  especialistas al menos 300 mil familias en Honduras, no tienen acceso a al atierra.

Al final de la jornada, se compartió el video “Abuela Grillo” en el que se expresó que hay una  similitud con todo lo que se vio a lao largo de la jornada y la realidad que se vive, “como nos engañan o compran, como nos explotan y se adueñan de lo nuestro para luego vendérnoslo a precios exagerados, como es necesaria la organización para acabar con la injusticia”.

El video consiste en hacer conciencia de la protección de los recursos naturales, especialmente del agua, el cuidado de las cuencas y la lucha y unidad del pueblo, para defender lo que por derecho les pertenece.

Es por ello, que a grupos de campesinos y campesinas de El Paraíso,  el COFADEH y IEPALA, les están capacitando en temas de derecho al agua, a la alimentación y defensoría de Derechos Humanos, pues en la zona se han sentido abandonados y abandonas por parte de las autoridades correspondientes.

Un envío de LOS NECIOS

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 63 seguidores

%d personas les gusta esto: