• CONTRA SOA

  • ULTIMO BOLETIN

  • SITIO NO BASES

  • Ojos para la Paz

    Ojos para la Paz

¿A qué vino Frak Mora al Cono Sur?

El Dr. Frank O. Mora, profesor de Estrategia de Seguridad Nacional y Estudios Latinoamericanos, es actualmente Subsecretario Adjunto de Defensa para Asuntos del Hemisferio Occidental, del Pentágono yanqui. En esta destacada posición –según podemos leer en su biografía oficial- “Mora supervisa los asuntos políticos y las relaciones de defensa de los países del hemisferio así como los fondos del Gobierno de los EEUU para la cooperación hemisférica de defensa y la integración del Comando Norte y el Comando Sur de los EEUU”.

A mediados de agosto, tras una visita a Uruguay, Frank Mora llegó a la Argentina. En Buenos Aires mantuvo reuniones con autoridades del Ministerio de Defensa. Después, acompañado por el ministro Arturo Puricelli, ante un auditorio compuesto en su mayoría por militares y algunos pocos civiles especialistas en los temas de la convocatoria, dictó una breve conferencia en la cual intentó convencer a los presentes de que Estados Unidos es un amigo confiable de los países de la región.

En perfecto español y tono cuidadosamente moderado, comenzó diciendo que venía a compartir ideas y opiniones sobre políticas de defensa en “una nueva era de las relaciones de defensa de las Américas”, subrayando que “ya no existen amenazas para la seguridad de la región” por la presencia de gobiernos con liderazgos civiles, con militares profesionales subordinados a los poderes civiles democráticamente electos. “Esta es una zona de paz” en la que resulta “impensable la idea de un conflicto entre países”.

Sin embargo, a continuación precisó que subsisten desafíos multidimensionales con características transnacionales, por ejemplo ataques cibernéticos, así como desastres naturales en aumento originados en el cambio climático y acciones del crimen organizado. Aparecen amenazas no tradicionales, asimétricas, frente a las cuales es necesario el apoyo de las fuerzas armadas a las autoridades civiles. Ante esta realidad es importante actuar conjuntamente.

El gobierno norteamericano –dijo- quiere asociarse con los países de la región, aumentar la cooperación, “sin abandonar su rol como promotor de la seguridad colectiva”. EEUU quiere seguir colaborando en programas de capacitación de las fuerzas armadas de los países del área. Y por eso procura “avanzar en el sistema de cooperación hemisférica a partir de instrumentos que ya existen” en el ámbito interamericano de defensa.

 Al respecto concedió que podría ser necesario modernizar la Junta Interamericana de Defensa (JID) o el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR), pero de ningún modo eliminarlos. Hay que tener en cuenta que Frank Mora estaba hablando en presencia del Ministro de Defensa de nuestro país quien tanto en Unasur como en otros foros internacionales ha fundamentado la postura del gobierno argentino relativa a que tanto la JID como el TIAR son instrumentos obsoletos y por eso deben eliminarse así como revisar todo el sistema interamericano de defensa establecido en el marco de la OEA.

Obviando el tono conciliador del discurso de Fran Mora, los temas expuestos no constituyen una novedad; están incluidos en los últimos documentos del Pentágono, en particular en el denominado Estrategias del Comando Sur hacia el 2018. Y, lo que es más importante, cuestiones como la necesidad de intervenir para la prevención de desastres naturales son parte del discurso con el que pretenden hoy justificar la instalación de bases de operaciones del Comando Sur en nuestra región.

Pero hay algo más: las “ideas y opiniones” que Frank Mora vino a “compartir” la semana pasada en Buenos Aires son parte de la agenda de la X Conferencia de Ministros de Defensa de las Américas que tendrá lugar en Montevideo en  octubre próximo. Al respecto, conviene estar prevenidos, estas Conferencias de Ministros de Defensa, organizadas en el marco de la OEA, no tienen nada que ver con las búsquedas que los países de la región realizan a través del Consejo de Defensa Sudamericano para establecer políticas autónomas de seguridad y defensa nacional.

Más bien apuntan a todo lo contrario. Recuérdese que la primera de estas Conferencias tuvo lugar en Williamsburg, Estados Unidos, en 1995, seis meses después de  lanzar la llamada “Iniciativa para las Américas” a través de la cual el imperialismo quiso imponer el ALCA en todo el continente.

Rina Bertaccini

Buenos Aires, 20 de agosto de 2012

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 63 seguidores

%d personas les gusta esto: