• CONTRA SOA

  • ULTIMO BOLETIN

  • SITIO NO BASES

  • Ojos para la Paz

    Ojos para la Paz

DEPARTAMENTO DE ESTADO DE LOS EEUU VISITA A HONDURAS PARA COORDINAR “AYUDA” MILITAR Y POLICIAL

Rights Action / Derechos en Accion – 20 de octubre 2010 – Por Annie Bird, Derechos en Accion

Hoy y mañana, David T. Johnson, Secretario de Estado Adjunto para la Oficina de Asuntos Internacionales de Narcóticos y Aplicación de la Justicia visita Honduras para reunirse con el presidente de facto Pepe Lobo y el defacto Ministro de Seguridad Oscar Alvarez.

Según un comunicado de prensa del Departamento de Estado, de forma conjunto, Johnston, Lobo y Alvarez convocaran al Grupo de Trabajo Estados Unidos-Honduras para la implementación de la Iniciativa Merida / CARSI. La Iniciativa Mérida financia, equipa y entrena a las fuerzas policiales y militares en México, América Central, la República Dominicana y Haití para el combate del tráfico de drogas.

Es de suma preocupación que el Departamento de Estado promueva la formación de las primeras estructuras institucionalizadas para apoyar la Iniciativa Mérida (CARSI) en América Central, precisamente en Honduras, donde la escalada de la represión política, el control de las fuerzas de seguridad del Estado por el crimen organizado y un aumento dramático del papel de los militares en el gobierno civil ha llevado a que las organizaciones de derechos humanos exigen un fin a la ayuda al ejército y la policía de Honduras de parte del gobierno de los EEUU.

Apenas la semana pasada una delegación de organizaciónes de los derechos humanos de Honduras se reunieron con el Consejo Nacional de Seguridad de la Casa Blanca y miembros del Congreso, para solicitar el fin a la policía y la asistencia militar.

QUE ES LA INICIATIVA MERIDA (CARSI Y CBSI) Y CÓMO FUNCIONA

John Negroponte puso en marcha la Iniciativa Mérida en 2008, cuando ocupó el cargo de Secretario de Estado Adjunto para el Hemisferio Occidental. La coordinación inicial en Centroamérica tuvo lugar durante la gira oficial de Negroponte a Guatemala , Honduras y El Salvador en junio de 2008 para promover la iniciativa. Más tarde CACRSI, la Iniciativa Regional de Seguridad de Centro America, y la Iniciativa de Seguridad de la Cuenca del Caribe (CBSI) se dividieron de la Iniciativa Mérida, que ahora se refiere exclusivamente a la parte mexicana del programa. En los presupuestos aprobados por el congreso para el 2008, 2009 y 2010, asignan un total de $ 258 millones de dólares para América Central, $ 1.322 millones para México y $ 32 millones para el Caribe.

Fondos de la Iniciativa Mérida son coordinadas por el Departamento de Estado a través de tres agencias en el Departamento de Estado. La Oficina Internacional de Narcóticos y Aplicación de la Justicia administra la mayor parte de los fondos, asignados para la cuenta del Control Internacional de Narcóticos y Aplicación de la ley (INCLE). La Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental administra los fondos asignados en el marco del Fondo de Apoyo Económico, y los fondos asignados a la cuenta de Financiación Militar Extranjera son administrados a través de la Oficina de Asuntos Político-Militares.

Sin embargo, la implementación de las actividades se lleva a cabo otras agencias, tales como la Agencia para el Desarrollo Internacional de los EEUU (USAID) y el Departamento de Defensa de los EE.UU. (DOD). Coordinaciones importantes también se lleva a cabo con el Departamento de Seguridad Nacional (DHS), el Departamento de Justicia (DOJ), de Inmigración y Aduanas (ICE), la Drug Enforcement Agency (DEA) y la Oficina Federal de Investigaciones (FBI), entre otros.

La Iniciativa Mérida promueve la coordinación interinstitucional y las acciones conjuntas de seguridad nacional, particularmente entre la policía y militares. Las naciones de América Central han estado luchando durante más de 20 años para eliminar los militares de las funciones de seguridad interna tras el genocidio y las masivas violaciones de los derechos humanos llevadas a cabo en la década de 1980 por militares de América Central, en conjunto con los EE.UU.

CRIMEN ORGANIZADA Y LA VIOLENCIA EN AMÉRICA CENTRAL

Los niveles de violencia en Guatemala, Honduras y El Salvador han crecido en los últimos diez años a tal punto que las estadísticas de las Naciones Unidas demuestran que el nivel de asesinato es más alto que incluso durante ciertos años de los conflictos armados internos de los años 1970 y 1980, y se encuentran entre las tasas de homicidios más altos del mundo, posiblemente los mas altos.

Es interesante notar que el gobierno Sandinista en la década de las 1980 desmantelo las fuerzas de seguridad corruptas en Nicargua, y actualmente este país goza de una tasa de homicidios más baja que en Washington , DC . Tal proceso no ocurrió en otros países de América Central. En El Salvador y Guatemala, en la teoría se construyeron nuevas fuerzas de policía civil después de los procesos de paz, sin embargo muchos soldados fueron simplemente trasladados directamente en la policía, y estructuras paralelas como las escuadrones de la muerte fueron inmediatamente dentro de las nuevas fuerzas policiales.

Cabe señalar que los militares de Honduras , El Salvador y Guatemala han sido fuertemente implicados en el tráfico de drogas. En el caso de los militares de Honduras y El Salvador, se llevó a cabo una amplia colaboración con las fuerzas de los Contra y con el operativo ilegal de apoyo operado desde la Casa Blanca de Ronald Reagan, coordinado por Teniente Coronel Oliver North desde la base aérea de Ilopango en El Salvador. Informes internos de la Agencia Central de Inteligencia , un informe del Departamento de Justicia y un informe del Congreso documentan que el cártel de Medellín aportó dinero para el esfuerzo Contra a cambio de que la CIA y otras autoridades Estadounidenses les aportan cierto cobertura para sus actividades ilícitas. Embajador de EE.UU. en Honduras en ese momento, John Negroponte, fue un baluarte fundamental de apoyo para el apoyo de la Contra.

La década de 1980 sentó las bases para el crecimiento de la delincuencia organizada en la región y la creación de los mecanismos de la impunidad que les permiten prosperar, incluyendo la estructuración del sistema de justicia en la Constitución hondureña vigente, aprobada durante un gobierno militar en 1982.

También es interesante observar que en el intento de golpe reciente en el Ecuador se ha denunciado que las unidades de la policía anti narcóticos que tomaron el control de los aeropuertos había sido entrenado por y mantenían estrecha relacion con la embajada de EE.UU.

LOS FUNCIONARIOS QUE MAS INFLUYEN SOBRE CARSI EN HONDURAS

Los embajadores de los distintos países incluidos en la Iniciativa Mérida, CARSI y CBSI desempeñan un papel clave en la definición y implementación de las actividades. El actual embajador en Honduras es diplomático de carrera Hugo Llorens. La mayoría de los hondureños creen Llorens jugó un papel clave en la consolidación del golpe de Estado, e incluso en llevarla a cabo. En 2002, durante el fallido golpe de Estado en Venezuela, Llorens fue el Director de Asuntos Andinos en el Consejo de Seguridad Nacional, el asesor clave de George W. Bush sobre Colombia, Venezuela, Bolivia, Perú y Ecuador.

De Facto Ministro de Seguridad de Honduras Oscar Alvarez ha sido señalado en cometer graves violaciones de los derechos humanos, incluyendo masacres, la última vez que se desempeñó como Ministro de Seguridad en Honduras desde 2002 hasta 2005 bajo el entonces presidente Ricardo Maduro. Alvarez participó en el primer acto oficial de Pepe Lobo como presidente de facto de Honduras, la firma de un acuerdo de cooperación de seguridad con Colombia , firmado por el entonces presidente colombiano Uribe. Las fuerzas colombianas de seguridad, especialmente durante el gobierno de Uribe, se han cometido masivas violaciones de los derechos humanos, incluido el secuestro y asesinato de jóvenes de barrios urbanos, transportándolos de la selva y vistiéndolos como combatientes de la guerrilla para demostrar a la prensa como victorias en el conflicto armado interno de Colombia, una práctica conocido como “falsos positivos”.

Secretario de Estado Adjunto de los EEUU, David Johnson, fue nombrado para su cargo actual en 2007, durante la administración Bush. Sirvió a la administración Clinton en la Casa Blanca desde 1995 hasta 1997 como portavoz del Consejo de Seguridad Nacional. De 2002 a 2003, bajo la administración Bush, durante las primeras etapas de la invasión de EE.UU. en Afganistán, la Operación Libertad Duradera, el Sr. Johnson se desempeñó como Coordinador de Afganistán para los Estados Unidos.


Annie Bird, Co Directora, Rights Action, annie@rightsaction.orgwww.rightsaction.org


www.antimilitarizacion.blogspot.com
http://encuentro.desmilitarizacion.info/

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 67 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: